¿Sabes por qué es importante asegurar tu carga? En este artículo te lo explicaremos.

En el mundo de la logística y transporte de mercancías, es inevitable ser susceptibles a todo tipo de riesgos, como contratiempos, robos, daños y accidentes.

Como resultado de esto, podemos llegar a tener grandes perdidas económicas para la empresa, así como, la pérdida de confianza de parte de nuestros clientes.

Para ayudar a prevenir estos incidentes, existen los seguros de transporte de carga.

¿Qué son los seguros de transporte de carga?

En primer lugar, hay que saber que los seguros de transporte de carga nos brindan la protección necesaria contra riesgos derivados de accidentes, averías y actos delictivos, a los que están expuestas las mercancías transportadas.

Existen tres tipos de seguros de transporte:

  • De carga Terrestre
  • Seguro de carga marítimo
  • De Transporte aéreo

¿Cuál es la importancia de asegurar tu carga?

Es importante asegurar tu carga, ya que, nos brinda ayuda y solución provisional, para todos aquellos problemas que nuestro operador no pueda controlar.

Contratar un seguro garantiza que nuestros productos estén protegidos total o parcialmente y que, por lo tanto, recibamos una compensación económica en caso de cualquier eventualidad durante su traslado, evitando perdidas significativas para la compañía.

Estos seguros, de manera similar, que un seguro de vida o de salud, tienen varias pólizas que podemos elegir, por lo que, hay que tomar en cuenta las características de la carga que se desea transportar, para poder elegir el más adecuado. Los tipos de pólizas son:

  • Pólizas abiertas: Cubren todos los trayectos necesarios. Desde el lugar de origen de la carga, hasta el destino, incluyendo escalas, transbordos y el almacenamiento por el camino.
  • Pólizas por viaje: Cubren un solo viaje. Desde el momento del embarque de la mercancía y finaliza al momento en el que la mercancía llega a su lugar de destino. Van dirigidas a un único cliente.
  • Pólizas flotantes: Cubren el transporte de diversa mercancía dirigidas a diferentes clientes, realizando distintos viajes y por un tiempo determinado.

Antes de tomar la decisión de contratar un seguro, es importante que tomes en cuenta los riesgos que corre tu mercancía dependiendo de cuál será su forma de traslado, a que se expone, las responsabilidades que asumirá la empresa transportadora y, además, los daños que podría sufrir.

Recuerda que es mejor tener un seguro y no utilizarlo que no tenerlo y necesitarlo. Un seguro protegerá a tu compañía de enormes perdidas tanto económicas, como de producto, por lo que tenerlo es casi una obligación.